“La gasolina en Venezuela no puede seguir siendo gratuita”, enfatizó el presidente de Fedecámaras, Carlos Larrazábal

Hay cosas que estaban mal y van camino a peor. Las advertencias de Fedecámaras sobre la crisis económica no son nuevas, pero cada día tienen un tono de mayor desesperación en la medida en que las condiciones de la población, y de las mismas empresas, empeora.

Este lunes 6 de agosto, el presidente del organismo empresarial, Carlos Larrazábal, y varios presidentes de las Fedecámaras regionales, alertaron no solo sobre la profundización de la caída de la economía, sino sobre las lagunas que quedaron con la decisión de derogar la ley de ilícitos cambiarios y el empeoramiento de los problemas de los servicios públicos.

– Caída. “Estamos en una profunda crisis económica”, con una economía que va a caer más de 56% en el periodo del presidente Maduro, algo “inédito para un país que no está en un conflicto bélico”, señaló Larrazábal.

En Aragua, uno de los polos industriales del país, solo 30% de las empresas e industrias están activas, y las que lo están trabajan a menos de 50% de su capacidad.

– Carnet de la patria. El Gobierno “sigue tratando de manipular a través del carnet de la patria los beneficios que pueda estar dando”, lo que crea discriminación que es penada por organismos internacionales, advirtió Larrazábal. “No puedes tener venezolanos de primera y venezolanos de segunda porque no se vayan con una filiación política”, como ya lo vemos “con las pensiones”.

– Conectividad. Cada vez es mayor la reducción de vuelos a escala nacional, y Falcón, como estado turístico, lo sufre especialmente. “No hay efectivo, falta de comunicación, no pasan los puntos”, detalló Daniel Villa, presidente de Fedecámaras Falcón.

Tampoco hay conectividad aérea en un estado básico para el turismo como Falcón: “El aeropuerto José Leonardo Chirino no recibe ningún vuelo, ningún día de la semana, ningún día del mes”.

– Control de cambio. “Había que derogar la ley de ilícitos cambiarios” para crear confianza, pero esta medida se tomó “de forma aislada, sin un entorno claro” y mientras se mantiene el control de cambio, consideró Larrazábal. “No queda claro si cualquier ciudadano va a poder transar la moneda libremente”, ni “quién fija el precio en las casas de cambio”.

Hay “una cantidad de restricciones que crean más preguntas que respuestas”, enfatizó. Pero además, si el país está bajo control de cambio desde 2003, “tiene que haber una política de promoción y de articulación para que tengas un mercado completamente libre”. Habría que “desmontar los convenios cambiarios”, apuntó Larrazábal.

– Gasolina. “La gasolina en Venezuela no puede seguir siendo gratuita. Hoy día la gasolina es gratis, para efectos prácticos”, y eso “hay que irlo sincerando progresivamente”, demandó el presidente de Fedecámaras. Es necesario que el precio “se vaya sincerando”, al igual “que servicios públicos, porque el servicio más caro es el que no hay”, pero el problema es que el salario sigue perdiendo su valor y que el Gobierno no ha hecho los ajustes periódicos, por lo que a la población le costará hacer frente a las nuevas tarifas.

– Importaciones. “Hay un bajonazo en las importaciones” debido a la falta de divisas, y eso significa, para el estado Vargas, un aumento del desempleo, señala Eduardo Quintana, presidente de Fedecámaras Vargas. “El mayor importador que tiene el país es el Gobierno nacional, con empresas directas y empresas mixtas”.

En 1998 “podríamos tener 10 o 15 barcos haciendo operaciones en los muelles, y otros 20 en la rada a la espera de poder descargar mercancía”, contrastó. Hoy, con suerte, hay uno o dos barcos a la semana.

“Solo se está importando unos 18.000 a 20.000 millones de dólares”, calculó Larrazábal. Esta cantidad era suficiente hace 20 años atrás, cuando el parque industrial funcionaba, pero no ahora, aseguró.

– Luz, agua y otros servicios. En Falcón la crisis de los servicios públicos es incluso peor que en otros estados, “y sin servicios públicos muy difícilmente podemos nosotros atender a nuestros turistas”, lamentó el presidente de Fedecámaras regional.

Las fallas eléctricas ocurren a diario, afirmó. “La planta Josefa Camejo ha tenido serios problemas desde su nacimiento, está fuera de servicio”, señaló Villa.

Situación similar se registra en Vargas, donde no hay agua, la luz falla y tampoco se consigue gas. “Tenemos que hacer operaciones con Internet, y sin Internet, estamos de manos atadas”, acotó Eduardo Quintana. Aunque posee condiciones para ser una zona de mayor desarrollo turístico, las fallas en los servicios públicos lo impiden.

– Maíz. En el ciclo de siembra de invierno “el objetivo primordial (para el estado Portuguesa) es el maíz”, que se utiliza “para la producción de la arepa y para los alimentos balanceados de animales”, explicó Omar El Chumary, presidente de Fedecámaras Portuguesa.

Fuente: contrapunto.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here