“Usted está cometiendo delito de lesa humanidad, y créame que usted, más pronto que tarde”, va a pagar por eso, advirtió el diputado Jony Rahal al coronel Lugo

Funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) no solo impidieron otra vez el paso de los equipos de prensa al Palacio Federal Legislativo para la cobertura de la sesión ordinaria de la Asamblea Nacional (AN), sino que también maltrataron a diputados y periodistas.

Al inicio de la sesión, el parlamentario Jony Rahal, presidente de la Comisión del Poder Popular y Medios de Comunicación propuso a sus colegas salir a buscar a los medios de comunicación, retenidos por la GNB en los alrededores del Palacio.

Una comisión, integrada por varios legisladores, salió a buscar a periodistas, camarógrafos y fotógrafos, pero se encontró con una pared de funcionarios de la GNB que cerraba el paso. Según los dirigentes, el grupo de uniformados estaba al mando del ya conocido coronel Bladimir Lugo.

 

Los diputados y periodistas fueron agredidos por la GNB. 

Los periodistas “fueron agredidos por Lugo”, al igual que diputados como Winston Flores, Nora Bracho y Juan Requesens, reportó Rahal, minutos después, al presentar un informe en el Parlamento.

Rahal advirtió a Lugo: “Usted está cometiendo delito de lesa humanidad, y créame que usted, más pronto que tarde”, va a pagar por eso.

El caso será llevado a la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) y a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), anunció.

El presidente de la AN, Omar Barboza, lamentó lo sucedido e insistió en que el Parlamento tiene “el deber de protestar, de reclamar” y de llevar las denuncias ante instancias internacionales.

En declaraciones a VPI, Requesens aseguró que él fue golpeado por la GNB. Hubo “una actitud salvaje y hostil”, lamentó. En el sitio “estaba Lugo dando las órdenes”.

Un camarógrafo de Venevisión, José Rivas, acusó directamente a Lugo de las agresiones de las que fue víctima: “Me agarró la cámara y me la batió contra el piso” y posteriormente “me cayeron a patadas” en las costillas.

Al camarógrafo José Silva lo golpearon en las costillas y el rostro.

“Me reventaron la parte donde va el micrófono frontal”, la batería y otros elementos de la cámara, relató.

Los funcionarios dañaron la cámara de Venevisión.

El secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP), Marco Ruiz, se reunió este martes con la junta directiva de la AN para saber qué diligencias ha hecho en vista de que no se permite la entrada de los trabajadores de los medios al Palacio Federal.

Marco Ruiz intentó entregar una comunicación a la GNB, pero los funcionarios no la recibieron.

Fuente: contrapunto.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here