Muertes neonatales en el Táchira. Entre el sábado 11 y el lunes 12 de febrero murieron al menos siete bebés de escasos días de nacidos en el Hospital Central de San Cristóbal, el principal centro de salud de la entidad. Los recién nacidos fallecieron en el Área Neonataldel nosocomio y presentaron distintas complicaciones.

Una fuente interna del hospital indicó a Efecto Cocuyo que, extraoficialmente, 10 neonatos habrían muerto en un lapso de tres días: siete el sábado y tres el lunes de carnaval. No obstante, ni las autoridades del hospital ni la Corporación de Salud (Corposalud) del estado Táchira han confirmado esta cifra.

El presidente de Corposalud, el doctor Luis Ramírez, manifestó su preocupación por el incremento de la mortalidad neonatal en el hospital de San Cristóbal, especialmente en los últimos dos meses.

Ramírez dijo que algunas de las causas que inciden en en incremento de esta tasa en el centro asistencial son la deserción laboral, la falta de insumos, la falta de control prenatal a las embarazadas y el nacimiento de niños prematuros.

El médico dijo que, ante esta situación, el hospital está recibiendo apoyo por parte delMinisterio de Salud y que se trazó un plan para reducir la tasa de mortalidad.

Entre las medidas tomadas después de la muerte de los neonatos están la esterilización al piso 7 del centro de salud, donde se encuentra el área neonatal, la limpieza de ductos y aires acondicionados, la dotación de insumos por parte del Servicio Autónomo de Elaboraciones Farmacéuticas (Sefar) y el recibimiento de nuevos equipos para dotar distintas áreas del hospital.

Los neonatos que en la actualidad reciben atención en el nosocomio fueron trasladados al piso 9 temporalmente hasta que se realice la limpieza profunda del área.

En enero, Corposalud Táchira informó que en el primer mes de 2018 se registraron 14 muertes neonatales en el Hospital Central de San Cristóbal. Todas correspondían a bebés prematuros, cuyo peso oscilaba entre los 600 y los 900 gramos.

Sin embargo, fue en 2016 cuando se registró un pico de muertes neonatales en el centro asistencial, año en el cual se procesaron 500 decesos, casi todos en niños menores de un mes y con causas relacionadas a la falta de control del embarazo.

En el primer semestre de 2017, y tras más de un año y medio sin cifras, el Ministerio de Salud publicó el Boletín Epidemiológico. Los registros revelaron que en 2016 murió un total de 11.466 neonatos, un incremento de 30% en relación con el año anterior.

Entre las causas de muerte más frecuentes el ministerio señala sepsis neonatal (infección), neumonía, enfermedad de membrana hialina (trastorno) y prematuridad.

Fuente: efectococuyo.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here